PABLO, HIPPIE Y BIKECANINE

Para la introducción de esta historia he decido utilizar literalmente el párrafo que utiliza nuestro protagonista para presentarse:

¡Hola! Soy Pablo Calvo.

He dejado un trabajo fijo y una vida estable, me he deshecho de todas mis cosas y estoy recorriendo el mundo junto a mi perra Hippie. Somos las cabezas visibles del Proyecto Bikecanine. Realizamos largos viajes en bicicleta, para recaudar fondos o concienciar sobre distintas causas.”

Me parece una buena forma de presentarse e introducir este post. Contacté con Pablo hace unas semanas muy interesado tanto en su historia personal como en su proyecto Bikecanine. Su web no es sólo un escaparate de sus aventuras y viajes (que no son pocos), sino algo más, es toda una comunidad, un espacio donde encontrarás desde todo tipo consejos para tu ciclo viaje hasta iniciativas solidarias con las que colaborar. Pero Pablo también te ayuda a modo de asesor a preparar tu viaje o iniciar tu proyecto solidario personal.

Lo más interesante de su historia es lo claro que es su progreso. Vemos como año tras año va a aprendiendo, viviendo experiencias nuevas, conociendo gente y lugares nuevos y por tanto fijándose objetivos más ambiciosos.

Pablo suele decir que en la vida puedes tener tiempo o dinero, él siempre ha preferido asegurarse de que no le falta lo primero y es que si algo tiene claro es que quiere vivir de forma diferente, algo fuera de lo común. En definitiva vivir una aventura y sentirse libre. Inspirado por la película “Hacia Rutas Salvajes”, en 2010 comienza un pequeño viaje en bicicleta que le llevaría de Gijón a Santander. Con la ingenuidad de alguien que se inicia en esto del ciclo turismo y sin tener claro cuanto tiempo le llevaría o que se encontraría por el camino Pablo da la primera pedalada hacia su nueva vida. Lo único que tenía claro es que viajaría con su perro “Negrito”.

Según él, este primer viaje fue algo desastroso, pero la sensación de libertad y plenitud de completar el viaje por si solo le enganchó de tal modo que la bicicleta y los viajes se convirtieron en su nuevo estilo de vida.

Y así fue, al año siguiente Pablo ya estaba montado en su bicicleta de nuevo con unas alforjas llenas de ilusión y un objetivo nuevo, recorrer por la vía de la plata los 1,000Km que separan Sevilla de Gijón. En esta ocasión intentó planificar algo más el viaje durante los meses previos pero aun así seguía con la incertidumbre de no saber donde dormiría o que se encontraría por el camino.

Precisamente esta sensación de desconocimiento y de luchar por conseguir su objetivo es lo que le hace sentirse realmente vivo. Para Pablo fue la confirmación de que realmente todo lo que sintió en el primer viaje no solo le gustaba, sino que le apasionaba. Durante el camino dispones de mucho tiempo para pensar y darle vueltas a la cabeza. Empezaron a surgirle ideas de nuevos retos y sobre todo como aprovechar estos viajes para lanzar algún mensaje solidario, hacer ruido e intentar cambiar el mundo. Aquí conoció a la que sería su nueva compañera de viaje, Hippie.

Pablo, ¿Cómo supiste que Hippie sería la compañera de viaje perfecta? ¿Cómo la conociste?

Por aquel entonces era miembro de la Unidad Canina de Rescate del Principado de Asturias, una unidad especializada en entrenar perros para buscar personas desaparecidas en la montaña, atrapadas por derrumbes o desprendimientos o sepultadas bajo avalanchas de nieve.

Mi compañero de trabajo, Negrito, se estaba haciendo mayor y necesitaba un perro joven para cuando él se jubilara, por lo que decidí acudir a la protectora de animales de mi ciudad para buscar el candidato.

Después de probar varios perros (un perro de rescate necesita unas características muy específicas) conocí a Hippie. Cumplía todos los requisitos necesarios, entre ellos una energía y fortaleza inagotables.

Para viajar en bicicleta, esas son dos características que encajan perfectamente: la energía le permite correr kilómetros y kilómetros sin cansarse y la fortaleza le hace soportar situaciones extremas de calor, lluvia o nieve.

En 2012 es cuando Pablo decide fusionar sus viajes con un objetivo solidario, en su caso recaudar 1,200€ para la lucha contra el cáncer infantil. Para crear conciencia social y llamar la atención decide recorrer 1,2ookm desde Nantes (Francia) hasta Gijón. La sorpresa llegó cuando gracias a la labor de comunicación previa su proyecto publicado en migranitodearena.org se consiguió lograr el objetivo incluso antes de salir, por lo que decidió ampliar la distancia hasta los 2000Km. Pablo consiguió triplicar su objetivo económico y por esa gran labor de comunicación ese mismo año fue galardonado con el premio “Persona más solidaria” por la plataforma Mi Grano de Arena.

¿Como te sientes al superar los ingresos previstos inicialmente con esta acción?

Fue tan increíble que sigo totalmente abrumado por la respuesta de la gente. Pero ahora, hoy en día, valoro muchísimo más lo que pasó porque gracias a ese éxito Bikecanine a llegado a donde ha llegado y yo puedo llevar este estilo de vida.

Pablo y Hippie recorren España juntos contra el cancer infantil.

Año tras año los desafios iban creciendo tanto en distancia como en planificación y objetivos de donaciones. En 2013 tocó recorrer 8 países, 3.000 Km en 24 días para recaudar 5.000€. Pero no solo crecía la distancia y donaciones de sus viajes, con el tiempo lo hicieron también sus seguidores en las redes sociales y gente que le apoyaba en sus aventuras.

Tanto es así que fueron ellos mismos los que decidieron a que causa solidaria destinaría las donaciones obtenidas por su reto. Durante este viaje Pablo viajó desde Düsseldorf  (Alemania), hasta Gijón, pasando por Holanda, Bélgica, Luxemburgo, Suiza, Francia, Andorra y finalmente España. Nuevamente consiguió superar su objetivo de donaciones recaudando más de 6.200€.

Reto Bikecanine – 3.000km contra el cáncer infantil

Ya en 2014 Pablo se centró en sacar adelante diferentes proyectos solidarios como fueron el “Campamento Bikecanine” y “La Esencia de La vida” de donde nace el libro con el mismo nombre. Con todo se logró concienciar socialmente a la gente de la importancia de la donación de médula así como recaudar la impresionante cifra de 26,500€ para diferentes acciones sociales.

Pero esto no es todo porque antes de terminar el año Pablo sacó fuerzas para otro viaje más, un viaje que le llevo desde Pisa a Atenas y vuelta a Valencia. El viaje estuvo lleno de contratiempos sobre todo mecánicos que por supuesto no pararon a Pablo en su camino y que llegó a Atenas dentro del tiempo previsto de 17 días. Pablo inició el viaje de vuelta a España realizando la primera parte junto a su pareja Ana hasta Pisa y la siguiente hasta Valencia en solitario. Pablo consiguió aquí completar un desafío impresionante completando esta distancia en tan solo 9 días.

Expedición Cabo Norte: En abril de 2015 Pablo inicia otro ambicioso viaje que le llevaría desde su natal Gijón hasta uno de los puntos más septentrionales de Europa, Cabo Norte (Noruega). Podemos decir que no es un viaje cualquiera pues el día en que lo comenzó celebra su doble cumpleaños, por un lado su nacimiento real y por otro el día en el que finalmente decide cambiar de vida, dejar su trabajo y emprender este gran viaje. BOMBERO! A su llegada, tras aproximadamente 5 meses de ruta, la madre naturaleza les recompensaría con uno de los mejores espectáculos lumínicos del mundo, las auroras boreales. Gracias a este viaje pudieron escribir el libro Expedición Cabo Norte donde encontrareis la historia más detallada, relatos de aventuras y desafíos que seguro que os llenan de ganas de libertad.

¿Como consigues financiar ahora tus viajes? ¿Patrocinadores? ¿Donaciones?

Mi principal fuente de ingresos es la Comunidad Bikecanine. La Comunidad es una sección en mi web en la que la gente que quiere apoyar este proyecto, realiza una aportación mensual de 5€. Además el 20% de esa donación, la destino a una causa solidaria diferente cada año.

Por si esto fuera poco, a la vuelta Pablo se planteó un nuevo reto, el de completar la etapa Dresde – Rostok (500Km) en 48h. Aquí teneís el vídeo “Cumpliendo un reto más” donde vemos el desafío. En la parte final del vídeo te vemos un momento de bajón ¿Qué sentías?

En ese momento estaba pasándolo bastante mal, el cuerpo me pedía descanso, mi cabeza me pedía descanto, pero el corazón me decía que no parara, que siguiera adelante sin rendirme.

A veces es difícil no escuchar al cuerpo, también es difícil no escuchar a la cabeza, pero pienso que siempre hay que escuchar al corazón.

Hasta ahora en tus retos siempre te has puesto un objetivo de tiempo ¿Por qué?

Personalmente me gustan los retos, soy una persona competitiva y me gusta superarme, eso tiene parte de culpa. Otra razón es que todos los viajes los hago, además de porque me encanta, para llamar la atención sobre las causas solidarias para las que estoy recaudando fondos y es más fácil llamar la atención si hago 500 kilomtros en 48 horas sin parar que si los hago en 15 días.

Durante esos retos todos (la gente que me sigue y yo) lo vivimos con mucha emoción y la alegría una vez que los consigues es indescriptible.

 

Expedición “Cabo Norte” – Finlandia 2015.

CONOCIENDO ASIA: En 2016 el objetivo cambia, Pablo deja de lado el estrés derivado de poner fecha y kilómetros a sus etapas para poner “Rumbo al Este” con el único objetivo de conocer el continente del sol naciente, sin fechas ni destino. En esta ocasión el objetivo es muy ambicioso pues la intención es llegar desde Gijón hasta el sudeste asiático.

Gracias a todos los viajes anteriores Pablo ya se sentía con la suficiente fuerza y experiencia como para emprender un viaje de estas dimensiones. Podéis seguir el viaje completo en esta serie en Youtube. Sin embargo las fuertes inclemencias del tiempo y el hecho de ir sin una ruta fija hacen que Pablo se desvíe de la ruta y se dirija hacia el sur de Italia, Sicilia y Malta.

¿Te afectó algo el hecho de no continuar con la ruta que tenías planeada hasta el sudeste asiático? ¿Tienes pensado volver a intentarlo?

Lo único que me afectaba era no cumplir a mi palabra de que iba a ir hacia allí, supongo que muchos de mis seguidores se quedaron con las ganas de descubrir esos países, pero para mi era más importante la libertad de poder cambiar la ruta. Lo último que quería era ser esclavo de mis decisiones.

Como en esta ocasión no era un reto, no siento que haya fallado, pero seguro que tarde o temprano, acabo haciendo completando este viaje.

Otro giro de los acontecimientos fuerzan la vuelta de Pablo a España recientemente ya que no quiere desaprovechar una oportunidad para recorrer España después del verano junto con el apoyo de varias marcas. En este contexto entramos en 2017 y Pablo se encuentra preparando su próximo desafío, el proyecto Ranger Program de Blackburn.

¿Puedes contarnos algo más sobre este nuevo desafío? ¿Cual es tu papel en él?

Este es un viaje igual al resto de viajes que he hecho, pero al mismo tiempo es totalmente diferente. Me explico:

Es igual porque tengo total libertad para hacer lo que quiera con la ruta y con las publicaciones en mis redes sociales o mi web.  La diferencia es que es un viaje patrocinado por varias marcas, Blackburn entre ellas, lo que significa que por primera vez varias marcas me apoyan tanto económicamente como con material (bici, tienda, saco, alforjas, herramientas, ropa…) un sueño para todo deportista.

Mi objetivo es pedalear por los sitios más increíbles de España y mostrarlo a todo el mundo.

Pero no me gustaría despedir el post sin preguntar a Pablo dos cosas: Primero por sus proyectos futuros, a parte de la Blackburn, ¿Tienes algún otro proyecto o viaje en mente que puedas avanzarnos?

No me gusta pensar demasiado en el futuro, este viaje por estaña me llevará más de dos meses, por lo que queda mucho para pensar… Eso si, el próximo viaje no va a ser por Europa.

Por último, ¿En que ha cambiado el Pablo que salía en 2010 de Gijón hacia Santander con el que se intenta llegar al sudeste asiático?

Creo que he cambiado tanto que parecemos dos personas distintas. Mi visión de la vida ha cambiado completamente.
Antes buscaba estabilidad (justo acababa de sacarme la oposición), ahora vivo en la incertidumbre.
Antes sentía mi vida encarrilada, ahora no sé dónde voy a estar la semana que viene.
Antes no sabía nada de internet, marketing, cicloturismo o video. Ahora me gano la vida con estas cosas.
Antes me sentía como una persona de mi edad… ahora me siento más joven que nunca.
Antes perdía el tiempo o no le daba demasiada importancia, ahora aprecio cada día como un regalo.
Antes pensaba que había que ser rico para vivir viajando por el mundo, ahora sé que con trabajo y motivación, se puede conseguir casi cualquier cosa.
Antes me sentía encerrado y acorralado por el sistema, ahora me siento libre.
Nunca imaginé que ese viaje de una semana, pudiera cambiarme tanto la vida.

Por supuesto podéis seguir todas las aventuras de Pablo, Hippie y la continuidad de su proyecto Bikecanine en su Web, redes sociales y canal de Youtube.