El último pueblo

Siempre he sentido curiosidad por saber como será la vida en los puntos mas lejanos y remotos del planeta. Cómo será la gente que vive allí, cuales serán sus costumbres, su historia, su lenguaje, su estilo de vida, la fauna y flora del lugar, etc. Desafortunadamente, por motivos económicos u otras circunstancias, no siempre es posible descubrirlo viajando en persona, por eso y, hasta que no pueda ir, tiro de exploración 2.0.

De este modo, he pasado horas navegando en Google Maps localizando y analizando pequeñas poblaciones alejadas de la civilización. Una de estas veces me encontré con una isla circular con forma de volcán perdida en mitad del Atlántico Sur. Una isla conocida con el nombre de Tristán de Acuña o Tristan da Cunha. Esta isla que forma parte de un archipiélago británico con el mismo nombre, es considerado por el libro record de los Guinness como el lugar más remoto de la tierra. Es decir, aquel sitio habitado más alejado de cualquier otro lugar habitado.

Fue un navegante portugués llamado Tristão da Cunha quien, tras descubir este territorio en 1503 le puso su nombre a la isla principal, que comenzó a estar habitada cuando fue anexionada a la corona Británica en 1816. Actualmente cuenta con una población media de 267 personas.

Cartel de bienvenida de Tristán da Cunha.

Cartel de bienvenida de Tristán da Cunha.

La isla cuenta con ciertas normas sociales que aquí nos sorprenderían. En ella, los matrimonios entre familiares es ciertamente común, de hecho la totalidad de la población cuenta con tan solo 8 apellidos repartidos entre un total de 80 familias. Además, en ella no existe la propiedad privada sino que las tierras son comunitarias. Para preservar los pastos, la cantidad de ganado está estrictamente controlado y repartido para que nadie tenga una posición mejor que la de otro.

Como la isla no es del todo auto suficiente, una vez al año llega un buque a la isla que abastece de todo aquello que la isla no puede producir como medicamentos, libros, vídeos, revistas, etc.. Otra curiosidad de la cultura de la isla es el alto consumo de whisky entre sus pobladores, durante los años 90, el consumo medio por habitante/año que se registró llegaba a los 50 litros.

puma-volvo-ocean-race-tristan-da-cunha-golf

La principal ocupación en la isla es la actividad pesquera y la agricultura. El asentamiento principal de la isla se llama Edimburgo de los siete mares, donde actualmente hay una tienda de ultramarinos, una emisora local, una cafetería (The Cafe of Tristan), un pub (The Albatros Bar), un videoclub y un centro deportivo. Como curiosidad, en noviembre de 2011 una de las embarcaciones de la Volvo Ocean Race tuvo que parar en esta isla debido a la rotura de su mástil mientras completaban la primera etapa entre Alicante y Ciudad del Cabo. Este hecho, hizo que la isla saltara a todos los medios deportivos internacionales.

Vistas de Edimburgo de los site mares desde un alto.

Vistas de Edimburgo de los site mares desde un alto.

En cuanto a la fauna que podemos encontrar en este entorno, destacan el peculiar pingüino de penacho amarillo y el albatros (entre otras aves marinas) pero también podemos encontrar lobos y elefantes marinos bordeando la isla.

Pingüino de penacho amarillo.

Pingüino de penacho amarillo.

¿Te han entrado ganas de visitar este lugar? planea bien tu viaje, para llegar hasta allí, la única manera de hacerlo es por mar, la isla no tiene aeropuerto y se tardan unos cinco días desde Ciudad del Cabo, cuando sale el barco. Desde luego, si buscas un sitio para escapar del mundo, Tristán da Cunha es perfecto. Puedes visitar su web para más información. www.tristandc.com.